jueves, 8 de diciembre de 2016

Marie Leveau "La Reina del Vudú" de Nueva Orleáns

Acuclillado en el cementerio de San Luis de Nueva Orleáns, dibujó las tres cruces en medio de un círculo y pico con los nudillos tres veces en la tumba mientras pedía su deseo. Se puso en pie y caminó hacia la salida entre los tétricos mausoleos y lápidas que conformaban el famoso camposanto Norteamericano.

Tumba de Marie Leveau con peticiones y regalos

Su petición se la había hecho ni más ni menos que a la famosa Reina Vudú Marie Catherine Laveau.
Caminando hacia la salida comenzó a pensar en la vida de esa extraña mujer afroamericana nacida en el barrio francés de Nueva Orleáns el 10 de septiembre de 1794. Hija de un padre adinerado de origen francés llamado Charles Laveau y de su mujer mulata Dacental Marguetto.
Vio la luz como mujer libre y durante toda su vida fue una persona de gran carácter y una belleza salvaje, de ojos penetrantes, piel oscura y cabello negro al que le gustaba adornar con pañuelos de colores vivos. Dicen que su belleza nunca se marchitaba porque mientras los otros envejecían ella permanecía como una mujer joven.

Imagen de Marie Leveau

Se casó en 1819 con un afroamericano de origen haitiano llamado Jacques París en la iglesia católica de San Luis, aunque ya por esa época no eran pocos los rumores que hablaban de que la pareja practicaban vudú conjuntamente. De este matrimonio nació su primera hija de nombre homónimo a la madre (Marie Laveau II). La unión entre Marie y Jacques duró poco ya que él murió un año después de casarse, en extrañas y opacas circunstancias. Marie al enviudar se hacía llamar entre risas “La Viuda de París”, lo que hacía creer que la muerte de su cónyuge no le importaba en demasía.
Después de la muerte de Jacques, Marie comenzó a trabajar como peluquera y a practicar vudú sin ningún tipo de tapujos con lo que consiguió llamar la atención de un gran número de mujeres adineradas y de alta cuna de la sociedad de Nueva Orleáns, con lo que llegó a tener una gran influencia sobre ellas.

Barrio francés de Nueva Orleans 

Comenzó a ser una mujer temida y poderosa en su ciudad, se decía que su vudú era una mezcla de simbolismo y costumbres africanas mezcladas con elementos del cristianismo católico, se hacía acompañar en sus ritos de una serpiente llamada Zombi la cual aportaba un fuerte impacto a sus ritos, sin contar con los inciensos y luces que utilizaba.
Se decía que contaba con poderes de clarividencia, de poder matar o proteger a personas con sus sortilegios, maldecir a familias enteras entre otras muchas habilidades. Aunque los estudiosos del personaje, explicaban que lo sabía todo gracias a una gran red de informantes por toda la ciudad y gracias a su trabajo como peluquera.

Objetos de vudú

En 1830 fue nombrada “Reina Vudú” en su ciudad natal y era conocida en muchos lugares de los Estados Unidos por sus increíbles habilidades.
Murió en 1835 a la edad de 41 años, aunque algunos dicen que fue mucho más tarde en el año 1881 pero pudo ser confundida con la muerte de su primogénita la cual poseía su mismo nombre.
Su familia fue extensa ya que después de morir su marido Jacques París mantuvo una larga relación con Chistophe Louis Dumesnil de Glapion (el cuál también falleció de manera extraña) del que nacieron 14 hijos.
Estaba llegando a la salida del cementerio y cavilaba para si que Marie nunca hubiese pensado que su tumba sería una de las 10 tumbas más visitadas a nivel mundial y que el folklore norteamericano utilizaría su figura en la literatura, cine, videojuegos y cómics.

Angela Bassett haciendo de Marie Leveau en American Horror Story


Al llegar a la puerta del camposanto salió de sus ensoñaciones, y se percató de que el ambiente era frío y la noche era cerrada, su visión periférica le hizo ladear la cabeza para observar con más detención ese movimiento que había percibido de modo automático. Se le heló la sangre en las venas, no sabía si era cosa de la sugestión o de la casualidad pero al fondo de la calle había una mujer negra con un pañuelo de colores tapándole el cabello que lo miraba fijamente mientras sonreía. Cerró los ojos, los volvió a abrir y allí no había nadie tan solo la luz tenue de una farola que iluminaba la calle.

Cementerio de San Luis en Nueva Orleans

domingo, 30 de octubre de 2016

Elizabeth Eidenbenz el ángel de Elne, un corazón de oro en una época de corazones de acero

Las grandes historias de valor no siempre son llevadas a cabo por hombres fornidos y sin miedo a nada cargados de armas, en la historia de la humanidad hay millones de historias de personas valientes que aportando su granito de arena y luchando con todas sus fuerzas consiguen cambiar la vida de muchos y mejorar el concepto de humanidad, dándonos esperanza al resto de nuestra raza.
Este es el caso de Elizabeth Eidenbenz una maestra nacida en la ciudad Suiza de Wila el 12 de junio de 1913.

Suiza, tierra natal de Elizabeth Eidenbenz

Siendo muy joven Elizabeth comenzó a adquirir unos profundos y fuertes ideales pacifistas y sociales mientras impartía clases primero en Suiza y luego en Dinamarca. La época que le tocó vivir en su juventud fue una de las épocas más convulsas de la historia mundial, y nuestra maestra no quiso pasar por ella de puntillas sin hacer algo por los más desvalidos.
Con un fuerte espíritu decidió que tenía que hacer algo más por las personas que en esos momentos estaban sufriendo un infierno, y sobretodo ayudar a los más desprotegidos “los niños”.
Recibió una fugaz formación en primeros auxilios y sin pensarlo dos veces se unió a la Asociación de Ayuda a los Niños de la Guerra, que tenía como labor socorrer a la población civil de la zona Republicana, sobre todo a niños y mujeres en riesgo de malnutrición en la Guerra Civil Española. Llegando a la Península Ibérica, más concretamente a Madrid el 24 de abril de 1937.

Banderas de los bandos contrarios en la Guerra Civil Española

Cuando la República cayó y el dictador Francisco Franco tomó el poder de España. Elizabeth cruzó la frontera de Francia junto a millares de refugiados republicanos, donde la gran mayoría de estos fueron internados por el gobierno francés de la época (los cuales no se comportaron demasiado bien con los exiliados de españoles).
Eidenbenz una vez en el país galo no se dio por vencida, y siguió buscando y recogiendo a mujeres en estado de gracia en los campos de internamiento de las playas de Argelès-sur-Mer, Rivesaltes y Sain-Cyprien. Mujeres que daban a luz en condiciones infrahumanas, al raso en la fría arena, entre una alambrada y el mar. En aras a la brevedad no haré una descripción detallada de las penurias de estas madres, no obstante solo diré que en muchos casos estas se veían obligadas ha ahogar a sus bebés en las aguas del Mar Mediterráneo para dejar de verlos sufrir, tras días de llantos desesperados por falta de alimentos.

Republicanos españoles en campos de internamiento franceses

Elizabeth y sus compañeros de ayuda humanitaria necesitaban imperativamente un lugar donde poder atender a todas esas mujeres de una manera eficaz, ya que el lugar donde se encontraban en el pueblo de Brouilla se estaba quedando pequeño. Después de buscar incansablemente encontraron un pequeño palacete de tres pisos construido en 1900 en la localidad de Elne, donde crearon la “Maternidad de Elne” lugar donde se salvaron cientos de vidas y donde muchos niños vieron la luz gracias a el esfuerzo de Elizabeth y sus compañeros.
La maternidad contaba con 50 camas, distribuidas en diferentes habitaciones con nombres de ciudades españolas como Sevilla, Zaragoza, Barcelona etc. El material y los suministros se conseguían gracias a los canales sanitarios de la Cruz Roja Internacional y a colectas de ayuda humanitaria.

"La Maternidad de Elne" en la actualidad

Durante el tiempo que “La Maternidad” se mantuvo abierta se llevaron acabo de media unos 20 partos mensuales, consiguiendo así salvar a madres y a niños que de otro modo hubiesen sido abocados los más posible a una fría y cruel muerte en los campos de internamiento del sur de Francia.
A partir del comienzo de la II Guerra Mundial, no solo fueron exiliadas republicanas españolas las que allí fueron atendidas sino también mujeres judías de diferentes países de Europa que intentaban escapar de las garras de los nazis.

Elizabeth Eidenbenz con un niño nacido en "La Maternidad"

En 1942 una vez ocupada Francia por las fuerzas nazis La Maternidad de Elne empezó a estar en peligro, la GESTAPO como perros de presa buscaban judíos para poder deportarlos a sus campos de exterminio, lo que conllevó muchas inspecciones en la maternidad y al recibir una y otra vez las negativas de su directora, decidieron cerrarla y destruirla en 1944.
El trabajo de Elizabeth y ese lugar de salvación de muchas personas terminó de forma cruel, pero aún así durantes el tiempo que La Maternidad se mantuvo abierta se consiguieron salvar la vida de unos 600 niños y otras tantas mujeres que de otro modo posiblemente no hubiesen sobrevivido.
Durante muchísimas décadas, la historia de esperanza que se fraguó en Elne gracias a la fuerza de una mujer con un corazón de oro fue olvidada, hasta que su historia de valentía y perseverancia volvió a salir a la luz a final de los años 90 y principios del 2000 gracias a Guy Eckstein uno de los niños judíos nacidos en aquel lugar y al propietario de aquel tiempo de lo que había sido La antigua Maternidad.
A partir de entonces Elizabeth comenzó a ser reconocida a nivel internacional cuando ya contaba más de 80 años. Después de Elne. la vida de nuestra heroína había pasado en su hogar cerca de Viena, donde muy pocas personas sabían lo que había hecho.
Fue entonces cuando comenzó a recibir reconocimientos y condecoraciones a su labor humanitaria como son:

2002, Medalla de los Justos Entre las Naciones, otorgada por el Estado de Israel.
2006, Cruz de Oro de la Orden Civil de la Solidaridad Social, del Gobierno de España.
2006, Premio Cruz de San Jorge, de la Generalidad de Cataluña.
2007, Legión de Honor, concedida por el Gobierno Francés.

Elizabeth terminó sus días el 23 de mayo de 2011 en Zurich a la edad de 97 años en su tierra natal, sabiendo que su dedicación y coraje había conseguido salvar a más de un millar de personas.

Personas como ella que jamás empuñaron un arma salvaron millares de vidas con su ejemplo y valentía y nos hacen pensar que la humanidad aún tiene esperanzas.

El ángel de Elne al final de su vida

*Literatura recomendada: La maternidad de Elna - Assumpta Montella 


miércoles, 12 de octubre de 2016

Diego García de Paredes el Sansón de España

La figura del Sansón de Extremadura navega entre la historia y la leyenda. Lo que es un hecho irrefutable es que fue uno de los guerreros más destacados de la historia de España.
Nacido con el nombre de Diego García de Paredes en Trujillo (Extremadura) en el año 1468, descendiente de las familias hidalgas de los Delgadillo de Valladolid y de los Altamirano.

Imagen de Diego García de Paredes

De su infancia y juventud tenemos pocos datos, aunque si sabemos que aprendió a leer y escribir cosa extraña en la época además del arte del combate y de las armas. Quedó huérfano de padre a corta edad, ya que su progenitor murió en el año 1481 y a partir de entonces quedó al cargo de su madre y hermanos hasta que en 1496 su madre Juana de Torres falleció y fue a reunirse con su marido.
Ese mismo año Diego ya sin cargas familiares, se enroló en la primera de sus aventuras junto a su medio hermano Álvaro de Paredes. Viajaron a Nápoles donde desembarcaron a finales de ese mismo año, pero no pudieron ganarse la vida a costa de sus armas a causa de que desde hacía poco las hostilidades entre Francia y España habían cesado. Sin oficio ni beneficio decidieron viajar a la Ciudad Eterna, donde comenzaron ganándose la vida a base de vencer a enemigos en duelos nocturnos de espada en los suburbios de Roma.

La Ciudad Eterna lugar de andanzas del "Sansón Extremeño"

Este periplo duró poco ya que el Sansón de Extremadura pensaba que este tipo de chances eran un deshonor para un hidalgo español. Aprovechando que cardenal Bernardino de Carvajal, pariente suyo era parte de la curia Romana le pidió ayuda para mejorar su estatus en la ciudad italiana.
El Papa de ese momento Alejandro VI (Borgia), no necesitó demasiadas recomendaciones del cardenal español, ya que un día mientras paseaba por los jardines de alrededor del vaticano vio a Diego en acción. Todo comenzó mientras la soldadesca española al servicio del Pontífice jugaba a lanzar la barra, un divertimento típico de la época. Los guardias italianos de Alejandro VI recelosos de los españoles buscaron brega y desenvainaron sus espadas, Diego García de Paredes sin dudarlo dos veces y con una barra de metal en las manos se deshizo fácilmente de los soldados italianos, destrozándolos uno a uno. El final de la refriega se saldó con cinco italianos muertos, diez malheridos y un gran número de ellos arrastrándose y mordiendo el polvo. El Papa impresionado por las dimensiones, la fuerza y poderío del extremeño no dudó en nombrarlo su guardaespaldas personal. En ese momento comenzaban las no pocas aventuras del Sansón español.

El Papa Borgia Alejandro VI 

Siendo capitán de los Borgia, batalló junto a los españoles del Gran Capitán en diferentes misiones, como la de la toma de Montefiascone, Imola y Forli, donde demostró su gran arrojo y su descomunal fuerza (se dice que arrancó de cuajo las argollas de hierro del portón de la fortaleza de Montefiascone para que así entrara el ejército pontificio).
Después de todos estos hechos su vida en Roma cambió radicalmente como consecuencia de uno de sus tantos y famosos lances de honor, donde mató y decapitó a un tal Cesare el Romano. Este acto creo gran revuelo en la ciudad y De Paredes fue cesado de su puesto y perseguido por el ejército papal. El gran guerrero extremeño consiguió escapar y a partir de entonces y durante los años siguientes puso su espada a disposición de diferentes señores italianos como la familia Colonna y el Duque de Urbino desempeñándose en el oficio de  mercenario.
Las gestas de Diego García de Paredes en Italia son muchas pero su leyenda comenzó bajo los estandartes y banderas de su país de origen “España” y mientras servía bajo el mando del Gran Capitán.

Antigua bandera española

Gestas como la que dio comienzo a su leyenda, acaecida en el asedio de Cefalonia (Grecia), donde hostigado luchó durante horas y horas dando muerte a muchos de sus enemigos otomanos que tan solo consiguieron doblegarle cuando el cansancio, el hambre y la sed comenzaron ha hacer mella en su hercúlea fuerza. Dicha lucha a la altura de los dioses y ante tal muestra de valentía y coraje consiguió que los otomanos respetaran su vida y fuera hecho prisionero y no pasado a cuchillo como muchos de sus compañeros. Esperando pacientemente al último asalto, repuso fuerzas en la prisión de la ciudad griega y cuando las tropas españolas y venecianas entraron en Cefalonia Diego escapó y luchó junto a los suyos despedazando y aniquilando a todo otomano que se encontraba a su paso.
Desde este momento fue conocido como el “Sansón de Extremadura” ya que esas medidas, fuerza y poder solo podían ser comparadas con las de un semidiós o uno de los jueces bíblicos.

El poderoso Sansón

De vuelta en Sicilia, las fuerzas españolas quedaron en un estado de apatía temporal por falta de objetivos. De Paredes con ganas de seguir combatiendo volvió a servir a las fuerzas papales y a Cesar Borgia, olvidando este lo ocurrido en el pasado.
Durante un tiempo ayudó al hijo del Papa a conquistar Rímini, Fosara, y Faenza, conquistas donde ganó nuevos laureles donados por la familia de los Borgia. Una vez acabadas las hostilidades el Sansón de energía inagotable, volvió con los suyos participando en la Segunda Guerra de Nápoles.

Cesar Borgia hijo del Papa Alejandro VI

Durante 1501 y 1504 su fama no hizo más que subir como la espuma mientras mostraba su gran destreza con la espada y gestas insólitas debidas a su gran fuerza.
Una de ellas, posiblemente la más famosa fue la de batallar contra un destacamento del ejército francés compuesto por 2000 hombres sobre un puente que cruzaba el río Garellano, matando sin tregua a todo galo que se encontraba, viendo esto sus compatriotas fueron en su ayuda y la escaramuza se saldo con 500 muertos por parte francesa y el resto del destacamento huyendo despavoridamente.

Mandobles de Diego García de Paredes

Después de Nápoles fue Cruzado, Maestre de Campo, Coronel de la Liga Santa y Coronel con Carlos V donde siguió haciendo historia y haciendo lo que sabía hacer mejor que nadie “combatir”
Las historias de Diego García de Paredes son innumerables, pasando a ser un personaje muy popular en su época llegando sus gestas a las plumas de grandes literatos como Cervantes y Lope de Vega.
En su historia seguramente hay mucho de verdad y mucho de leyenda, pero lo que si que es cierto es que fue un gran guerrero, un hombre pendenciero, con un honor llevado al límite, de envergadura Hercúlea y un duelista sin igual como se demuestra en el encierro del ejército español en Barletta, donde durante sesenta días estuvo batiéndose en duelo contra caballeros franceses sin perder ni un solo combate.

Los grandes literatos, Cervantes y Lope de Vega

Su muerte acaeció en Bolonia en el año 1533 de una manera poco honrosa para un hombre de su calibre, ya que murió cayendo de su caballo mientras jugaba con unos niños a un pasatiempo de lo más pueril.
Sus restos fueron repatriados en 1545 y el Sansón de España y Extremadura fue sepultado en Santa María la Mayor de Trujillo su tierra natal, donde aún hoy día descansa.

Santa maria la Mayor, Trujillo, Extremadura

El linaje de tan gran personaje histórico no se extinguió, y siguió en sus hijos Diego García de Paredes conquistador y fundador de Trujillo en Venezuela y Sancho de Paredes.

Como conclusión, decir que como tantos otros personajes históricos españoles de relieve ha sido bastante olvidado, cuando en realidad tendríamos que recordar sus gestas y su valentía.

Extremadura y su bandera

domingo, 18 de septiembre de 2016

La historia de Caco el patrón de los ladrones

Todos alguna vez hemos jugado a polis y cacos. Siendo cacos “ladrones” éramos perseguidos por nuestros amigos que representaban a las fuerzas de la ley.
Cuando jugábamos a este juego infantil con el que pasábamos horas divirtiéndonos, jamás pensábamos o al menos la gran mayoría no lo hacía ¿Cuál era el origen de la palabra caco?
Para conocer el misterio de esta palabra, como en muchas ocasiones tenemos que retroceder al mundo clásico, y conocer a un ser mitológico algo especial.

Juego infantil de "polis y cacos"

En el monte Aventino situado en el Lacio de la Península Itálica, en la actual Roma vivía un gigante mitad sátiro y mitad humano llamado Caco (en latín Cacus).
Su morada era una gruta o cueva algo aterradora, donde colgaban las cabezas de los pobres desgraciados que eran devorados por el gigante hijo del dios herrero Hefesto (Vulcano en la mitología romana).

Representación del dios griego Hefesto

Los pobres pobladores de la zona, vivían aterrados por dicho ser, ya que a parte de sus asesinatos, secuestros y malas artes, se dedicaba a asaltar caminos y robar a los comerciantes. Todo esto sumado a su aspecto gigantesco y monstruoso, sin contar que era capaz de escupir torbellinos de fuego y humo hacía que nadie quisiera pisar cerca del monte Aventino.
Sus fechorías llegaron a su fin cuando molestó a un hombre que no se debía molestar. Ese hombre no era otro que el semidiós Hércules, el cual había llevado a pastar cerca del Tíber a un rebaño de bueyes que había arrebatado al gigante Gerión durante su décimo trabajo.
Mientras el semidiós hijo de Zeus descansaba durmiendo sobre la hierba, los bueyes pastaban tranquilamente. Caco se encaprichó de algunos de ellos, y aprovechando la oportunidad, le sisó al todo poderoso Hércules cuatro parejas de esas bestias mansas, y poco a poco tirándoles de las colas y haciéndoles andar marcha atrás las introdujo dentro de su oscura cueva.

Estatua de Hércules y Caco

Al despertar Hércules no se percató de nada de lo que había ocurrido, hasta que algunas de sus reses empezaron a mugir en dirección a la cueva, de donde surgieron respuestas del mismo tipo.
El semidiós enfadado corrió como loco hacia la cueva, Caco aterrado sabiendo a quien había hecho enfadar, tapó la entrada de la cueva con una gran roca sujeta con cadenas forjadas por su padre el dios Hefesto. Esas cadenas eran divinas y ni Hércules podía destruirlas y decidió destruir la cima de la montaña con su fuerza inhumana para así poder entrar en la cueva del pérfido gigante. Caco se defendió con uñas y dientes, escupiendo humo y torbellinos de fuego a su enemigo, aunque los resultados fueron vacuos ya que el héroe utilizó árboles y piedras enormes para parar los ataques del hijo de Hefesto.

Estatua del semidiós Hércules

Hércules perdiendo la paciencia salto finalmente al interior de la cueva, donde se escondía Caco. Sin perder tiempo, el hijo de Zeus agarró al gigante del cuello y lo estranguló haciendo que éste se asfixiara con su propio fuego y humo.
El fin del monstruoso Caco, fue igual de monstruoso que él. Los habitantes de la zona celebraron la muerte del ser que les había inflingido durante tanto tiempo un enorme pesar, y transformaron ese día en festividad de la zona.

Como conclusión de dicho hecho mitológico, podemos decir que Caco durante muchísimos siglos fue patrón de los ladrones, y hoy día es sinónimo de la palabra ladrón y su final ha sido el final de muchísimos de sus seguidores durante la historia de la humanidad.


martes, 13 de septiembre de 2016

Dahia, la Reina-Sacerdotisa de los bereberes

Observaba sus manos, manos envejecidas y cansadas después de una larga vida de luchas, tanto bélicas como políticas.
Había nacido hacía ya muchísimas lunas, tantas que su memoria no lograba recordar. El día en que sus padres, aristócratas bereberes le habían dado el nombre de Dahia, un nombre que ya nadie utilizaba para dirigirse a ella desde que comenzó a encabezar la resistencia del pueblo bereber contra el Imperio Musulmán de los Omeyas de Damasco.

Haimas bereberes

Obligación que había adquirido después de la muerte de Kusaila antiguo jefe de los bereberes sanhaya.
Los árabes la habían apodado AL-KAHINA, que en su idioma significaba la sacerdotisa o la hechicera, llegando a transformarla en una leyenda viva, donde le otorgaban poderes como el de la clarividencia, la adivinación y la hechicería.
Sentada en la parte más alta de su campamento y viendo salir al Astro Rey en el horizonte, sabía que ese día sería el último que pasaría encima de la tierra, pero podía estar tranquila, ya que había dejado todos los preparativos bien atados para cuando fuera la hora de partir hacia su último viaje en busca de sus ancestros.

Pintura de Dahia AL-KAHINA, la reina sacerdotisa

A ella no le ocurriría lo que a Kusaila, no moriría sin dejar un legado. Muerto en la Batalla de Mamma en el año 688 a manos del general Omeya Kays ibn Zuhain sin dejar ningún plan, sin pensar en el futuro de su pueblo. Después de aquel hecho es cuando comenzó la leyenda y el mandato de la AL-KAHILA.
Su poder le había llegado a una edad tardía, superaba los 60 años, tenía tres hijos y era viuda, pero la edad física nunca había ido reñida con su espíritu combativo, ni con las ganas de proteger a su gente, a los beréberes zenata y a todo el Magreb.
Recordaba las victorias obtenidas contra los todo poderosos Omeyas, en 689 en Nini, seguida de la de Meskiana, donde incluso llegó a hostigar y perseguir a los musulmanes hasta la provincia de Cirenaica (actual Libia). En ocasiones pensaba que tendría que haber sido más agresiva y no haberlos dejado escapar con vida.

Imperio Omeya en su máxima extensión

Después de esas grandes victorias, que le granjearon su mito, ella y su pueblo retornaron al territorio de Aurés su tierra natal. Aunque en esta ocasión en el viaje de vuelta llevaba consigo a un esclavo musulmán al que había adoptado como hijo, y de nombre Jâlid ibn Yâzid que durante años fue un espía encubierto de los Omeyas.
Las cosas se habían vuelto preocupantes en el año 698, cuando los musulmanes consiguieron arrebatar a los bizantinos la gran ciudad de Cartago. La reina supo que a partir de ese momento ya no habría marcha atrás, y decidió emprender una táctica de tierra quemada en sus tierras. La gran mayoría de sus agricultores se negaron, y la dejaron de lado acercándose a la órbita del Imperio Omeya. Desde entonces las defecciones fueron muchas, incluidas las de sus dos propios hijos, en este caso obligados por la propia Reina-Sacerdotisa, para sí poder salvarlos de lo que estaba por venir.
Abrazaron el Islam, y de este modo conseguirían vivir en el nuevo mundo que se acercaba.
El Sol se alzaba lentamente ante sus ojos, Dahia se levantó, miró aquellas tierras cercanas a Biskra (Argelia) por última vez y caminó hacia el centro del campamento donde descansaba su ejército para encabezar por última vez a los beréberes preislámicos.

Actual Biskra en el país de Argelia (Magreb)

Como conclusión, debemos aclarar que no sabemos la fecha exacta de su muerte, ni como murió realmente. Algunos especialistas dicen que fue en combate (la gran mayoría), otros que fue envenenada, y otros que decapitada y su cabeza enviada al califa del Imperio Omeya. Sea como fuere, lo que si podemos comentar como algo cierto es que hoy día aun existe un lugar denominado Bi'r al-Kāhina (Oasis de la Sacerdotisa) en memoria de la valiente Reina-Sacerdotisa de los beréberes.
En lo referente a su descendencia, gracias a su transformación al Islam, sus hijos ocuparon cargos de importancia en la zona del Magreb islámico.
Dahia AL-KAHINA, fue un personaje importante de su época. Una mujer fuerte, valiente, inteligente y bella en su juventud, que supo gobernar y proteger a su pueblo. Aunque la historia haya querido soterrarla en siglos de historia religiosa y masculina.


viernes, 29 de julio de 2016

El Viejo de la Montaña y la secta de los Hashashin

Desde las murallas de la fortaleza de Al-Khaf, en las colinas de Masyaf, el Viejo de la Montaña observa como el poderoso ejército del gran Sultán Ṣalāḥ ad-Dīn Yūsuf ibn Ayyūb conocido por los cristianos como “Saladino” se retiraba después de un duro asedio.

El actor Ghassan Massoud, representando a Saladino en Kingdom of Heaven

Sus argucias y trucos habían vuelto a surtir efecto, no era la primera vez que conseguía llevar a cabo un hecho insólito desde que era el gran jefe de los nizaríes, bien podían corroborarlo los estados cristianos de Jerusalén y más en concreto Conrado de Monferrato allí donde estuviese, después de que la hoja de acero de uno de sus hombres le segara la vida al poco de haber sido proclamado Rey de Jerusalén.

Cruz del Reino cristiano de Jerusalén

El gran Sultán, había sido más inteligente y había entendido perfectamente que su alma podía ser separada de su cuerpo cuando ellos quisiesen. Los mensajes que le habían mandado durante el asedio se lo habían dejado claro, sobretodo el del puñal clavado en su almohada con una nota de aviso mientras dormía, este acto le hizo entender que era mejor una alianza con los hashshasins que entrar en conflictos con él y su gente.
Su nombre era Rashid ad-Din  también conocido como Sinan,nacido en Basra, Irak, y cuarto Viejo de la Montaña desde que el gran Hassan i Sabbah fundador y padre de los hashshasins había conquistado la fortaleza de Alamut “el Nido del Águila” y había comenzado a propagar la fe nizarí por toda la zona.

El Nido del Águila, Alamut

Rashid era conocedor de su fama en las tierras de Oriente Medio y del miedo que infundía a sus enemigos. Los mandatarios de los diferentes estados conocían perfectamente su forma de actuar, y sabían que si se convertían en objetivo de los famosos “asesinos” más tarde o más temprano acabarían en la morada del señor antes de tiempo. Todos los viejos de la montaña habían actuado de esta manera, cuando querían acabar con un gobierno atacaban directamente a la cabeza como cuando se acaba con la vida de una serpiente venenosa.
Es lo que había ocurrido cuando terminaron con la vida de Nizam Al-Mulk, gran visir del sultán selyúcida Malîk shah, con lo que consiguieron desestabilizar por completo el gran imperio y hacer que implosionara con una guerra civil.

Estatua de Nizam al-Mulk

A Rashid le encantaba escuchar las historias que se contaban sobre él y sus adeptos, algunos decían que eran demonios, fantasmas, otros que en sus fortalezas había jardines similares a vergeles con jóvenes vírgenes, las cuales eran ofrecidas a los futuros “asesinos” junto al líquido sagrado fabricado con hachis y que conseguía hacer creer a sus seguidores que esos placeres tan solo eran un anticipo de lo que les esperaba en paraíso después de su muerte al entregar su vida por la fe.


Representación de Sinan, uno de los más grandes viejos de la montaña

El Viejo de la Montaña, sabía perfectamente que la fe isamilí nizarí, era una escisión del chiísmo que apareció después de la muerte de Ismail en el año 148 después de la Hégira cuando su gente aseguró que Ismail no había muerto sino que había desaparecido. Su gobierno era teocrático, estricto, disciplinado, y sus adeptos eran increíblemente fieles a su líder. Cosa fácilmente demostrable al saber que el gran fundador Hassan i Sabbah había llegado a ejecutar a sus hijos sin pensarlo dos veces por no seguir los preceptos del Islam a rajatabla.
Sus nizaríes, seguían los textos esotéricos del Corán y buscaban el mensaje oculto que Mahoma había enviado a través de su escrito más importante, y ese hecho es el que les daba su poder real, ya que si hubiesen intentado llevar a cabo actos de asesinato bajo los efectos de narcóticos jamás hubiesen sido tan eficientes.

Páginas del libro sagrado de los musulmanes, El Corán

Miró al horizonte por última vez donde se observaba el polvo que levantaban las tropas de Saladino al retirarse, giró sobre si mismo y se encaminó hacia sus aposentos mientras pensaba que finalmente su fe llegaría hasta el fin de los días.
Sinan se equivocaba, ya que la secta de los asesinos fue completamente destruida en el año 672 después de la Hégira (1273), tan solo unas décadas después de la muerte del cuarto viejo de la montaña, al  tener que enfrentarse a mongoles, mamelucos y al sultanato Ayubí. Hoy día la fe nizarí es residual y tan solo se mantiene en la zona de la India, y a nosotros a llegado su historia como en tantos casos gracias a la literatura, cine y videojuegos, como puede ser toda la saga de Assassin’s Creed o la película el Príncipe de Persia.

Saga de videojuegos Assassin's Creed


Desde los atentados de las Torres Gemelas, muchos políticos, escritores, etc han intentado hacer un símil entre la secta de los asesinos y los terroristas yihadistas de Al-Qaeda o el Daesh, algo que está muy lejos de la realidad, ya que mientras los hashshashin buscaban asesinar a altos cargos, los terroristas de hoy día buscan crear el terror asesinando a la gente de a pie cosa que a los nizaríes no les aportaba absolutamente nada en su política de expansión territorial y dogmática. 

El asesino y terrorista jefe de Al-Qaeda, Osama Bin Laden

miércoles, 6 de julio de 2016

La bruja eslava Baba Yaga pata de hueso

Las travesuras de los niños, son algo que existe desde los principios de la humanidad, del mismo modo que existen los mitos, parábolas, cuentos y leyendas utilizados para educarles en lo que está bien y está mal.
Una historia que se repite en todas las culturas para asustar a los niños traviesos, y a los no tan niños, es la de un ser que secuestra y hace desaparecer a las personas, ya sea para asesinarlas, devorarlas, venderlas etcétera.
Su nombre cambia según el lugar del mundo donde nos encontremos, puede ser “el coco, sacamantecas, hombre del saco, bogeyman, tío Saín y así un sinfín de apelativos".

El hombre del saco después de una noche de trabajo

 En el folklore y la cultura eslava, principalmente en Rusia, este ser es representado por la bruja Baba Yaga (Baba-Abuela, Yagat-abusar), también conocida como Baba Yaga pata de hueso
Aunque principalmente su comportamiento es malévolo y degenerado, en algunas leyendas también ayuda a las personas que le hacen ofrendas interesantes, o que saben como tratar con ella. Cosa en la que se diferencia del hombre del saco.

Países de raíces eslavas

En el aspecto físico, suele ser representada como una anciana arrugada, huesuda de pelo blanco y encrespado y una nariz aguileña de color azulado. Otras de sus características distintivas, y que aterran al colectivo de la población, son sus piernas, una de hueso y otra de carne, las que representan el mundo de los vivos y los muertos. Por lo cual Baba Yaga, es la encargada de vigilar y proteger el paso entre estas dos dimensiones. 

Bruja que podría representar a Baba Yaga

Antes de aparecer ante sus víctimas, el tiempo suele cambiar, y se levanta un gran viento que hace crujir la madera de los árboles. Utiliza su pecho de piedra para atacar a los pobres infelices que osan acercarse a sus dominios, para después devorarlos con su dentadura metálica, desgarrándoles la carne y quebrándoles los huesos como si fueran mantequilla. No tiene problemas en devorar tanto a adultos como a infantes, pero tiene predilección por estos últimos, ya que su carne es más tierna.

El plato favorito de la bruja eslava "los niños"

El lugar donde vive, es motivo de controversia, en algunos cuentos se dice que en una casa tan pequeña como un ataúd, mientras que muchos otros explican que reside en una gran choza, que se yergue sobre dos enormes patas de gallina, en el lugar más escondido del bosque y que le sirven para desplazarse por todos los territorios de creencia eslava.
La puerta de entrada no es visible, por lo que hay que decir la frase secreta que la hace aparecer a ojos del que quiere entrar, dichas palabras son “casita, casita, da la espalda al bosque y gira hacia mí". Una vez aparece la puerta principal, esta posee una cerradura un tanto peculiar, formada por una boca repleta de dientes afilados

Representación de la choza de con patas de gallina, hogar de Baba Yaga

El interior de la vivienda de la bruja, está repleto de espectros, entre ellos los caballeros blanco, rojo y negro que tienen el don de controlar el ciclo que va desde el amanecer hasta el anochecer, y que se encargan de servir a la bruja. El interior de la choza nada en la abundancia, y es que dentro de ella, jamás faltan ni la carne ni el vino. 
El vallado de tan tétrico lugar, está ornamentado con cráneos de niños, que portan en su interior velas encendidas. Imaginándonos el lugar, podríamos decir que sería “el sueño de cualquier agente inmobiliario”.

Calaveras, ornamentación favorita de la casa de la hechicera

Dejando atrás su antropofagia, el ser una bruja, su precioso hogar, sus cuarenta malvados hijos (entre ellos su favorita, su hija Marika), y que se dice que es la abuela del diablo. Baba Yaga, no es un personaje del todo malvado, ya que en ocasiones, y en diferentes cuentos del folklore, ayuda a algunos personajes que van en su busca para hacerle importantes preguntas, eso sí, siempre y cuando le traigan rosas azules, las cuales que ella utiliza para crear una infusión especial, ya que cuando responde a un enigma ella envejece un año ,y la única manera de detener el proceso es tomando esa peculiar infusión.

Rosa azul, necesaria para la infusión 

Esta bruja, es uno de los mitos con más poder dentro de la cultura eslava. Cuando viaja al mundo subterráneo es invencible, y es allí donde crea objetos de gran poder, como un garrote que transforma todo lo que toca en piedra, trasportes mágicos, como alfombras, cubos y morteros voladores y pócimas de diversa índole, entre ellas la de la transformar a los ancianos en jóvenes.
Este último hechizo, es el que suele utilizar en casi todos los cuentos donde aparece, para engañar al héroe de turno, y así conseguir secuestrarlo, para luego llevarlo a su choza y allí comer su carne.
Como en casi todos los cuentos y leyendas con moraleja, la bruja no siempre se sale con la suya, y en muchos de ellos, cuando pretende cocinar al protagonista, para así poder saciar su hambre, nuestro querido personaje principal, consigue darle gato por liebre y la sanguinaria anciana acaba por devorar a sus propios hijos e hijas. 


Creaciones mágicas de Baba Yaga, el garrote que transforma en piedra y el cubo volador

La leyenda de esta anciana bruja, es una historia muy curiosa e interesante, sobre todo para la gente que no somos de etnia eslava. En nuestros países, a llegado a nosotros su nombre a través del cine  y los videojuegos principalmente. Un ejemplo de ello, es el sobrenombre de Baba Yaga que le dan a Keanu Reeves en la película John Wick, film de acción donde la mafia rusa es protagonista. 

 
Film John Wick, apodado Baba Yaga

En definitiva, todas las culturas suelen tener un nexo de unión en sus creencias, se denominen como se denominen sus personajes, lo interesante de ello es observar los giros de tuerca que le dan a esas historias según el lugar donde se cuenten. Y recordad si algún día os encontráis solos en un bosque, y el viento comienza a levantarse haciendo crujir los árboles, será mejor que llevéis encima una rosa de color azul.  



viernes, 24 de junio de 2016

El bello y misterioso pont del Bisbe

Si callejeásemos por la ciudad Condal, y más concretamente por lo que es el barrio gótico, veríamos muchísimas obras arquitectónicas de gran belleza, unas más antiguas otras más modernas, pero bellas de todos modos. Barcelona, tiene una magia especial, que atrae al viajero y al caminante de un modo tranquilo y pausado, y que se disfruta detenidamente como de un buen libro, esperando con emoción que es lo que sucederá en el capítulo siguiente.
Su patrimonio cultural, es muy extenso, variado e interesante, y el ambiente que se respira al perderse en sus calles, es de los mejores dentro de las urbes mediterráneas.

Litoral de Barcelona en la noche

Si siguiésemos a los miles de turistas que abarrotan día si y día también la capital catalana, probablemente acabaríamos visitando los lugares más típicos de la ciudad, como son la Sagrada Familia, la casa Batlló, el parc Güell, y un largo etcétera de lugares únicos y preciosos, pero quedándonos en el gótico veríamos muchos recovecos que solo son visibles para los ojos de personas extremadamente curiosas.

Una de las cientos de callejuelas del barrio gótico de Barcelona

Uno de esos lugares, es el pequeño puente que une el palacio de la Generalitat de Catalunya con la casa dels  Canonges, conocido como el pont del Bisbe (catalán) o el puente del obispo (castellano) y que a primera vista, si no conociésemos su pequeña historia engañaría a nuestras mentes. Si lo observásemos detenidamente, pensaríamos que es una construcción de hace varios siglos, pero nada más lejos de la realidad.

 Vista central del Pont del Bisbe

La fecha de su edificación data de el siglo XX, más concretamente del año 1928, llevada a cabo  por parte del arquitecto catalán Joan Rubió i Bellver (Reus, 24 de abril de 1870 - Barcelona 30 de noviembre de 1952) que fue amigo y discípulo, del gran maestro de la arquitectura modernista Antoni Gaudí hasta el año 1905, con el que colaboró en diferentes proyectos importantísimos que se realizaron en la ciudad de Barcelona. 

El arquitécto Joan Rubió i Bellver
  
El Pont del Bisbe es una construcción de estilo neogótico, y aunque es una obra arquitectónica relativamente moderna se integra perfectamente en el estilo de los edificios colindantes.
La decoración del puente está inspirada en el gótico flamígero (flamboyant) o gótico tardío, y se puede observar perfectamente en la importancia que le dio el arquitecto a lo decorativo, sobre lo estructural.
Mucha de su ornamentación, aún hoy día es un misterio, como por ejemplo, la calavera atravesada por una daga que se puede observar en la parte inferior del puente, donde aparece junto a los símbolos del Alpha y el Omega. Algunas personas comentan que la calavera es real, otras que no y que simplemente es una escultura más.

La parte inferior del pont del Bisbe y su misteriosa calavera

A nivel histórico se dice, que el colegio de arquitectos de la época, no permitió a Joan Rubió i Bellver llevar a cabo un ambicioso proyecto de reconstrucción del antiguo barrio gótico, y el como venganza colocó en el puente ese símbolo intentando decir que algún día se vengaría, aunque otras hipótesis afirman que al ponerla allí se daba por vencido y acataba que jamás podría trabajar en el proyecto que había soñado.
Dicho misterio, como siempre lleva a crear algunas leyendas urbanas, como la que dice que si andas de espaldas mirando directamente a la calavera, se te concederá el deseo que estés pensando, y la leyenda más apolítica, es la que explica que si algún día alguien quitase la daga que atraviesa la calavera, Barcelona se hundiría sobre sus cimientos y desaparecería como si fuese una especie de Atlántida.
Dejando atrás el mito y la leyenda, históricamente el punte se utilizó, como paso elevado y directo de la  Generalitat a las casa dels Canonges y viceversa, por parte de los presidentes que residieron en el edificio de la calle del Bisbe (Francesc Macià, Lluís Companys i Josep Tarradellas).

Edifício de la Generalitat de Catalunya

Como final del post, podríamos comentar que esta pequeña construcción del preciosos barrio gótico de Barcelona, hoy día es muy fotografiada, tanto por turistas como por lugareños.